Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Marco Mares

INEGI, ¡CREDIBILIDAD COMPROMETIDA!

Publicado

el

¡Inegi está en el ojo del huracán!

La credibilidad del órgano de estadística más importante de México está en entredicho.

¿Por  qué? Porque sin previo aviso a Coneval -el órgano encargado de evaluar las políticas para luchar contra la pobreza-, modificó la forma de medir el ingreso de las familias.

Dicho de otra manera: Inegi decidió romper la serie estadística de la pobreza, ¡de 7 años!

En aras de una presunta mejoría en la captación de la información, Inegi cambió el insumo fundamental para medir la pobreza y ya no será comparable.

Con la nueva manera de captación de información de los hogares, el resultado es que los ingresos de los hogares más pobres de México aumentó considerablemente.

@INEGI_INFORMA levanta encuestas que permiten obtener fotografías estadísticas de México.

Periódicamente nos dice cuántos somos, de qué tamaño es la economía, a cuánto asciende la inflación y cuánto ganan las familias. Entre muchas otras cosas, Inegi capta la información necesaria que utiliza @coneval, para evaluar las políticas de combate contra la pobreza.

Coneval, presidida por Gonzalo Hernández Licona ha ganado enorme prestigio nacional e internacional por su seriedad e independencia de los gobiernos federal y estatales.

Inegi goza de autonomía gubernamental. A pesar de las dudas que genera, por ejemplo, la información sobre la inflación entre la población en general; lo cierto es que en los últimos años el organismo venía ganando credibilidad.

Sin embargo, con el cambio súbito que hizo en la forma en que capta la información de los ingresos de las familias, su credibilidad está en entredicho.

¿ESPEJITO, VERDAD QUE SOY MENOS POBRE?

Inegi publicó la mañana del pasado viernes 15 (de julio), que en 2015 se registró un incremento real del 11.9 % en el ingreso corriente de los hogares a nivel nacional y más del 30 % en algunas entidades federativas entre 2014 y 2015.

Además de un incremento real del 33.6 % del ingreso en los hogares más pobres en un solo año.

Esto, destaca Coneval, no es congruente con la tendencia que se ha venido manifestando en otros instrumentos del Inegi y con otras variables económicas.

Así lo hizo público Coneval, sólo un par de horas después de que Inegi había dado a conocer las positivas cifras que arrojaban una notable mejoría en el ingreso de las familias en 2015.

INEGI, CAMBIO UNILATERAL

Los cambios en la captación del ingreso realizados por el Inegi fueron una decisión exclusiva del Inegi en 2015 y al margen del convenio de colaboración que Coneval tiene con el Instituto, advirtió el propio organismo.

En un comunicado corto, pero contundente, Coneval expresó que dichos cambios carecen de documentos públicos de carácter técnico que los justifiquen.

De hecho, subrayó Coneval, tales cambios no fueron debatidos técnicamente con Coneval ni anunciados de manera oportuna, por lo que el proceso de captación del ingreso que elaboró el Inegi no fue transparente.

Coneval manifestó que cualquier modificación para captar adecuadamente las variables económicas y sociales debe ser realizada con transparencia y planeación, permitiendo generar certidumbre a los usuarios.

Ese no fue el proceso que siguió el Inegi en esta ocasión, subrayó.

Los cambios realizados por Inegi en la captación del ingreso en el módulo que hoy se dio a conocer modificaron una de las variables indispensables para medir la pobreza, lo que trae una ruptura en la evolución histórica de las mediciones de pobreza que Coneval ha presentado desde 2008.

INEGI Y CONEVAL, ¿QUIÉN ES QUIEN?

Coneval recordó en su comunicado las funciones de los dos organismos: el propio Coneval e Inegi.

De acuerdo con la Ley General de Desarrollo Social, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) tiene la atribución de medir la pobreza a nivel nacional, estatal y municipal.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) es la institución responsable de captar en los hogares del país la información de las variables que conforman la medición de la pobreza: el rezago educativo, la calidad y espacios de la vivienda, el acceso a la alimentación, a la salud, a la seguridad social y a los servicios básicos de la vivienda, el grado de cohesión social y el ingreso de los hogares.

LO QUE DICE INEGI

Al ser cuestionado sobre si el Inegi está maquillando las cifras de la pobreza en México, su presidente, Julio Santaella declaró: “definitivamente no estamos maquillando nada”.

Por el contrario, en Inegi tenemos un esfuerzo de mejora continua por capturar cada vez de mejor manera la información que necesitamos y la del ingreso es muy difícil de capturar.

“Cuando tú le preguntas a alguien ¿cuánto gana?, es como si le preguntaras su edad o su peso y normalmente responden con una cifra que está por debajo de la verdad.

“Es un reto internacional reconocido que a nivel de encuestas en los hogares obtener estos ingresos es difícil; de hecho, organismos internacionales han distinguido a México como uno de los países en donde tenemos la diferencia más grande entre lo que se captura a nivel de encuestas de hogares y lo que publicamos en cuentas nacionales”.

Durante 2015 –explicó Santaella—para el ejercicio de levantamiento del Módulo de Condiciones Socioeconómicas, se mantuvo el diseño conceptual: el cuestionario y el diseño estadístico, la muestra constante. Pero sí hicimos acciones de mejora para la captación y verificación de la información en campo.

De esa manera logramos obtener una mejor medición del ingreso de las familias.

En 2014 la gente reportaba ingresos sospechosamente bajos.

En 2015 se excluyeron esas respuestas e Inegi regresó a esos hogares para recabar la información.

De tal suerte que el número de respuestas de personas con ingresos extremadamente reducidos se cayó de mil 800 en 2014 a sólo 400 en el 2015. Además se logró una mejor tasa de respuesta.

Por eso, enfatiza Santaella, estamos confiados en que es una mejor medición del ingreso y de ninguna manera “estamos alterando la realidad”.

Respecto de por qué no avisó a Coneval, Santaella reconoce que pudo haber más comunicación pero asegura que el convenio de colaboración entre Inegi y Coneval se restringe al diseño conceptual  -estadístico y del cuestionario-. Pero el levantamiento operativo en campo es facultad del Inegi.

Según el presidente de Inegi, la Encuesta Nacional de Ingreso Gasto de los Hogares (Enigh) va a tener las mismas mejoras operativas, introducidas en 2015 al Módulo de Condiciones Socioeconómicas y será estrictamente comparable con este ejercicio del 2016, con el de 2015.

LO QUE DICE CONEVAL

Gonzalo Hernández Licona ha sido claro y contundente al expresar sus opiniones en torno al cambio para capturar la información y a los resultados que arrojó la encuesta respectiva del Inegi.

El experto ha dicho que Inegi cambió la forma de medir el ingreso de las familias; el Inegi rompió la serie de pobreza de 7 años.

Y sobre los comentarios que advierten la mejoría en los cambios, ha respondido: “No importa si la nueva medida es mejor, si no es comparable. Si ya no puedes comparar con el pasado, entonces no sabes qué mejorar”.

Respecto a la responsabilidad del presidente de Inegi sobre estos cambios, Gonzalo Hernández Licona ha sido cuidadoso, al señalar que Julio Santaella llegó en febrero. Estas decisiones se tomaron en el año 2015. Inegi hizo cambio súbito y no avisó a Coneval, ha repetido Hernández Licona.

Vía redes, Hernández explicó a un tuitero cómo se entiende fácilmente el cambio en la manera de capturar la información: puedo preguntarte cuánto ganas 1 vez. O puedo preguntarte 5 veces, hasta que me contestes. Ese es un ejemplo de captar diferente.

Gonzalo Hernández dijo que las modificaciones a sistema de captura de la información se hicieron sin avisar al Coneval.

Reconoce que Inegi históricamente ha tenido la prerrogativa de no comunicar a nadie respecto su trabajo operativo.

Ojalá a partir de ésta decisión, en beneficio del Inegi, se incorpore un procedimiento específico en el operativo de campo en el cual todos participemos.

El resultado del cambio es que, ¡se registra un incremento del ingreso real de las familias más pobres en un año de 33 %!

Se necesita mucha transparencia en cualquier cambio porque el tema de la pobreza es un tema muy delicado, tanto como el de los ingresos de los mexicanos.

Si el ingreso que había trabajado el Inegi hasta el año pasado estaba mal, no lo hubieran dicho desde hace 35 años.

¿Por qué con los cambios que está por realizar en la medición de la inflación sí avisó y en el caso de los ingresos no?

El encontronazo entre los dos organismos es severo y la credibilidad de Inegi, está en entredicho. Al tiempo.

Fortuna y Poder

Marco Mares
El salario mínimo en tiempos de inflación
¡El Peso Fortachón! ¿Por qué se está apreciando el peso frente al dólar?
Publicidad