Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

3 Análisis Financieros

Análisis 08 Mayo, 2017.

Publicado

el

Los largos en petróleo pierden fuerza y China golpea a los metales

La mayoría de las materias primas lograron estabilizarse a finales de la semana pasada tras varias sesiones de fuertes caídas. Los sectores más importantes de energía, metales industriales y preciosos experimentaron pérdidas pronunciadas.

El índice de materias primas de Bloomberg cedió a mínimos de casi seis meses, con el petróleo perdiendo todas las ganancias que había logrado desde el acuerdo en noviembre para recortar la producción. El cobre registró su mayor pérdida de dos días desde el año 2015, mientras que el oro cayó influido por las ventas de plata y platino.

Los metales industriales, inclusive el mineral de hierro, fueron llevados a la baja por las preocupaciones en la demanda china, dado que el gigante asiático está ajustando su crédito aún más para enfriar la especulación y la excesiva toma de riesgos.

El aumento del coste del crédito podría afectar al sector inmobiliario cuando la racha de gastos en infraestructura comience de desvanecerse.

No obstante, las ventas constantes aunque controladas en el petróleo durante las últimas semanas terminaron siendo una derrota una vez que se rompieron los mínimos de marzo en el crudo WTI en $ 47/barril y en el crudo Brent en $ 50/barril. La caída se fortaleció aún más por el aumento de las ventas cortas de los traders técnicos y aquellos especuladores que operan por impulso.

Los precios de la carne subieron por el riesgo de ajustes en la oferta tras salir a la luz informes que señalaban que miles de animales en criaderos en las Grandes Llanuras de EE.UU. podrían haber fallecido en la tormenta del fin de semana pasado. La tormenta de nieve también impulsó el precio de los cultivos clave por las demoras en los cultivos y las preocupaciones sobre el impacto del invierno en la tierra de trigo.

El crudo retornó a niveles anteriores al mes de noviembre tras dos días de ventas en los que el WTI alcanzó los $ 43,76/barril durante la sesión asiática el viernes. Los fondos con apuestas largas elevadas ya habían comenzado a reducir las posiciones compradoras durante las últimas semanas. Perdieron la paciencia por el continuo flujo de noticias sobre el aumento de la oferta. Una ruptura por debajo del nivel de soporte clave el jueves desencadenó ventas aceleradas por nuevas posiciones cortas.

Las razones que justifican la debilidad reciente son:

  • La producción de petróleo de EE.UU. aumentó en 840.000 barriles al día desde el mínimo de octubre y, hasta ahora, no ha mostrado señales de ralentización. La semana pasada, alcanzó los 9,3 millones de barriles al día, el nivel más alto desde agosto de 2015.
  • Las ventas de vehículos en EE.UU. cayeron en el mes de abril por cuarto mes consecutivo, lo que ocasionó mayores preocupaciones por la demanda de gasolina durante la temporada alta de demanda.
  • China continúa ajustando su política monetaria, mientras el impacto del aumento de gasto en infraestructura de 2016 comienza a disiparse.
  • Libia retomó la producción en el yacimiento más grande la semana pasada, lo que llevó a un salto en la producción de más de 200.000 barriles al día, hasta los 760.000 barriles diarios.
  • Los esfuerzos de recorte de la producción por parte de la OPEP se vieron afectados, porque los envíos por parte de los productores no se están desacelerando según corresponde (un indicio de que el petróleo de exportación se está almacenando).

En las últimas semanas, los hedge funds han estado reduciendo sus posiciones largas tanto en el crudo WTI, como en el crudo Brent. Las ventas se aceleraron y se sumaron nuevas posiciones cortas una vez que el soporte en los $ 47/barril en crudo WTI y $ 50/barril en crudo Brent cedió. El crudo WTI encontró soporte después de retroceder un 38,2% en la recuperación del 2016 al 2017. Una extensión llevaría a que los $ 42/barril, el mínimo de noviembre, se convirtieran en objetivo nuevamente, antes del nivel psicológico de $ 40/barril.

Lo peor de la fase de capitulación posiblemente ya pasó, ya que los mercados muestran señales de estabilización, pero observamos un potencial alcista limitado hasta que las cifras se tornen más favorables hacia la segunda mitad de 2017. Habiendo ingresado en una fase de capitulación, no es el precio, sino el tamaño de las posiciones que mantienen aquellos que necesitan reducir, lo que determina hacia dónde vamos a partir de ahora.

No obstante, dos días de mucho volumen probablemente hayan generado un mayor equilibrio entre las posiciones largas y cortas, y podemos esperar que aumenten las intervenciones verbales. La reunión de la OPEP del 25 de mayo posiblemente también atraiga compras oportunistas, dado que el consenso en mantener los recortes comienza a aparecer.

De todas formas, a estas alturas, se necesitará una superación por arriba del mínimo de marzo para que el mercado vuelva a calmarse. El rápido aumento (hasta ahora) de la producción de crudo de EE.UU. podría cuestionarse a medida que el precio del crudo WTI regresa a los 40 y pico. Algunos productores de petróleo de esquistos bituminosos pueden comenzar a probarse en estos niveles pero, en términos generales, el impacto puede ser limitado. (Tomando en consideración las coberturas agresivas de la producción del 2017 e incluso 2018 durante el primer trimestre, cuando el precio subió repentinamente por el optimismo por los recortes de la OPEP.)

El oro se movió a la baja por tercera semana. Fue guiado a la baja por la plata y el platino, ya que ambos metales preciosos reaccionaron negativamente a la demanda china. Además, la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) el 3 de mayo dejó la puerta abierta a una subida de tipos de interés el próximo 14 de junio, soportado por el informe de empleo mensual de EE.UU. de abril, mientras que la demanda segura se redujo aún más antes de la última vuelta de las elecciones presidenciales francesas.

Los hedge funds han comprado oro de forma activa durante las últimas seis semanas, más que triplicándo la posición larga neta en futuros de oro de Comex. Esto dejó al oro expuesto a una liquidación larga una vez que la media móvil de 200 días se perforó en $ 1.253/onza. Desde el punto de vista técnico, la tendencia alcista de marzo a abril está en duda, tras la ruptura por debajo del soporte de la línea de tendencia y el retroceso del 61,8 %. Una ruptura por arriba de los $ 1.250/onza será necesaria para reducir el riesgo caída hacia los $ 1.195/onza, el mínimo del mes de marzo.

Los cambios en las posesiones de oro en los productos negociados en bolsa no aumentaron en igual proporción que las posiciones largas de futuros, y durante la liquidación reciente, ha habido pocas señales que indiquen una liquidación larga.

Esto nos hace creer que la debilidad a esta altura no es más que otra corrección tras un período de fuertes ventas especulativas. Una fluctuación al alza tanto en los rendimientos reales de EE.UU. como en el USDJPY, se conviertió en el principal motivo de las ventas recientes.

Estos dos componentes continúan siendo los principales conductores del oro.

La debilidad de la plata en relación al oro alcanzó máximos de 11 meses, dado que la relación oro-plata llegó a las 75 onzas de plata para comprar una onza de oro. De igual modo, la demanda de platino se vio golpeada por la continua ralentización de las ventas de vehículos y, frente al oro, alcanzó el segundo descuento histórico más grande en $ 340, antes de recuperarse a $ 318. Una vez que el mercado se estabilice, estos dos metales pueden atraer cierta atención desde el punto de vista del valor relativo.

 

Publicidad
Click para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Fortuna y Poder

Marco Mares
El salario mínimo en tiempos de inflación
¡El Peso Fortachón! ¿Por qué se está apreciando el peso frente al dólar?
Publicidad