Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Yo Contribuyente

Mamá puede tener su RFC

Trabajadora, independiente o ama de casa tramitar esta clave es sencillo.

Publicado

el

Trabajadora, independiente o ama de casa tramitar esta clave es sencillo.

¿Sabías que puedes tener tu Registro Federal de Contribuyentes (RFC) sin que esto te obligue a presentar declaraciones de impuestos?

Ya sea porque trabajas y tienes un patrón que hace los pagos al fisco por ti, porque eres beneficiaria de una beca o beneficio social, entre otros, el RFC está presente en tu vida aunque no lo sepas; si no lo tienes, puedes tramitarlo, basta hacer una gestión en línea y esto no genera ninguna obligación con el fisco.

Así lo informa la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon), donde explica que cualquier habitante residente en México, mayor de 18 años, puede tramitar su RFC sin adquirir obligaciones fiscales, es decir, no están obligados a presentar ninguna declaración ante el SAT siempre y cuando no generen ingresos.

Por ejemplo, si eres ama de casa, trabajadora independiente, o bien adulto mayor o estudiante puedes tramitar el RFC para hacer trámites como abrir una cuenta en el banco, solicitar alguna tarjeta de crédito o bien para que quede tu registro si solicitas una beca.

O bien, si vas a ingresar al mercado laboral la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP) estipula que los ciudadanos que generen ingresos están obligados a tramitar el RFC y cumplir con las obligaciones tributarias correspondientes, como son el pago de impuestos, las declaraciones de información, entre otros que corresponden al régimen fiscal en el que participen.

Empecemos por definir qué es el RFC, se trata de una clave alfanumérica que se constituye por 13 caracteres; los dos primeros corresponden al apellido paterno; la tercera a la inicial del apellido materno y la cuarta al primer nombre.

Sigue el año de nacimiento, mes, día y los tres últimos dígitos que corresponden a la homoclave, la cual se asigna por la autoridad fiscal y sirve para evitar nombres duplicados, repeticiones u homónimos.

El trámite en línea

Tramitar el RFC es de las gestiones más sencillas, ya que se puede hacer de forma gratuita, ágil y sin salir de casa u oficina, ya que es uno de los trámites que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) permite realizar en línea a través de la página www.sat.gob.mx.

Basta con tener tu Clave Única de Registro de Población (CURP) y el código de validación que pide el sistema, ingresa datos personales como domicilio, forma de contacto y listo.

En caso de que no tengas CURP, puedes completar la inscripción con algunos datos de identificación que están en tu acta de nacimiento, carta de naturalización o documento migratorio, como son la clave de nacionalidad, sexo, tipo de documento probatorio, fecha de nacimiento.

Es muy importante que selecciones el régimen fiscal al cual te sumas, por ejemplo si eres profesionista, si eres persona física con actividad empresarial, eres arrendatario, de régimen general, entre otros.

Sólo en caso de que te quieras inscribir al Régimen de Incorporación Fiscal (RIF) porque ya tienes tu negocio y lo quieres formalizar, será necesario que acudas a una oficina del Servicio de Administración Tributaria (SAT), con una previa cita que se haya tramitado a través de la página web del fisco.

Una vez hecho esto, el sistema lanzará la combinación que te corresponde y podrás usarlo como identificación fiscal.

Fortuna y Poder

Marco Mares
¿Es la informalidad un obstáculo para obtener crédito para la vivienda?
Sistema de Transferencia y Pagos. Optimiza el tiempo de tu empresa.
Publicidad