Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Columna

Dejar de exportar crudo mexicano, fatal error

El problema no es desaparecer o cambiar la estructura de Pemex, está en la decisión del dejar de exportar

Publicado

el

El mercado de hidrocarburos impacta en forma directa a cualquier nación, y esto ha sido comprendido, analizado y confirmado en los dos últimos años, en los que ha quedado claro que esta industria controla a la mayoría de las economías con base a las transacciones de exportación e importación de hidrocarburos o sus derivados, y que depende de la demanda dentro de un mercado interno.

En México, del total de los ingresos, el sector petrolero representa entre el 18 a 20% (antes del 2013 representaba entre el 30 a 40%). Este porcentaje de dinero proviene del cálculo realizado entre la producción total de crudo líquido, costo de barril de crudo esperado y volumen de exportaciones a realizar de la empresa pública y privados.

El problema no radica en un cambio abrupto en la organización de PEMEX, al pretender desaparecer a PMI comercio internacional, que es un brazo ejecutor para mejor la comercialización de los hidrocarburos líquidos (crudo) y derivados para su venta en mercados internacionales a los que tiene acceso.

Lo anterior, debido a que tiene operaciones en más de 20 países, donde cuenta con centros de almacenamiento, logística y oficinas para realizar transacciones comerciales de hidrocarburos. Además, siendo que esta empresa es quien está operando la refinaría de Deer Park al contar con un registro ante las autoridades de nuestro vecino para poder operar o comercializar lo que ahí se produce.

Dejemos a PEMEX como está y centrémonos en el error que podemos cometer al dejar de comercializar hidrocarburos, principalmente el crudo. Por lo tanto, analizaremos algunas acotaciones del porqué no se puede dejar de exportar.

1.           La ley de ingresos de México depende del precio de venta de cada barril que pretende ser exportado o comercializado dentro de México. Esta es una variable utilizada para disminuir el déficit entre el ingreso y egreso por parte de la Cámara de Diputados, aumentando o disminuyendo el precio del barril.

Pregunta: ¿Existe otra variable que sustituya al precio del barril? Respuesta: por el momento no hay otra, porque los valores macroeconómicos donde están las variables presentadas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) no mueven la aguja del dinero para la nación.

2.           En los objetivos en el presupuesto por parte del SHCP, indicando cuanto será enviado a refinerías (en función de una utilización) dentro de México y cuanto crudo destinara para exportación, ambos datos influyen al volumen de producción total esperada en todo el país (hoy incluye a privados e PEMEX).

Pregunta: ¿La SHCP, tiene contemplado eliminar a las exportaciones como objetivos en el presupuesto? Respuesta: No. En 2023 a 2028 contempla, exportar entre 700 a 800 mil barriles diarios, y lo cual sugiere que solo exportaríamos a nuestro socio comercial EUA, dejando a un lado mercados europeos y asiáticos, derivado que pretende producir no más de 2.1 MBD en 2028.

3.           El dejar de exportar crudo afectará en forma directa la balanza comercial mexicana. En 2022 al mes de julio tenemos un déficit de 18 mil millones de dólares entre lo exportado e importado, y en el caso hoy dejáramos de exportar llegaría a los 39 mil millones. Esto anularía a las remesas que entraron a nuestro país de 33 mil millones de dólares. Creando un desbalance del tipo de cambio, al salir más dólares para comprar lo que no producimos en México. Hasta el momento, no hay otra divisa que la sustituya a las exportaciones, al menos que se apueste por las remesas que aumentan al salir una mayor cantidad de mexicanos, y trayendo como consecuencia en acrecentando a un más la desintegración en el núcleo familiar.

4.           México pertenece a los Países de la OPEP+ desde la firma del acuerdo de Viena en 2016, esto ha dado a la nación al tener acceso a mercados internacionales para comercializar los hidrocarburos. El poder ser y estar, dentro de los cambios del mercado mundial en los últimos años. Dejar de exportar tendríamos que dejar de coexistir e opinar, colándonos en un posible aislamiento, al no ser un país exportador. Hoy día que se ha demostrado que la principal variable que ha movido las economías mundiales fue, es y continuara siendo: El precio de barril comercializado entre países que lo requieren.  Ante las sanciones a Rusia, habrá un déficit en Europa de compra, y esto podríamos aprovechar. Debido a China e India, continuarán comprando crudo ruso por un tiempo limitado.

Resumen: México no puede dejar de exportar, porque la Ley de Ingresos depende del precio de barril, que es usado por los diputados para compensar ingresos contra egresos y poder reducir el déficit.

¿Es acaso que la SHCP, tendrá otra variable para manejar objetivos que influyan en forma directa a los ingresos?

El flujo de divisas, como el compensar a los dineros que entran por las exportaciones, dejar de hacerlo anularía a los dólares que entran por las remesas, ante un déficit en crecimiento de nuestra balanza comercial.

¿Estamos preparados para estar aislados al dejar de pertenecer a la OPEP+? Ya hemos visto a los que no comercializan su crudo en cómo afecta su economía por sanciones o aislamiento en los mercados.

El problema no es desaparecer o cambiar la estructura de PEMEX, está en la decisión del dejar de exportar.  Las consecuencias directas es que afectaría al presupuesto, relaciones comerciales, internacionales, balanza comercial, desintegración social, aislamiento y una mayor incertidumbre.

Dejar de exportar compromete el Presupuesto del 2024 en adelante.

Por Ramses Pech – Grupo Caraiva – León & Pech architect

Sígueme en Twitter: @economiaoil

Fortuna y Poder

Marco Mares
El salario mínimo en tiempos de inflación
¡El Peso Fortachón! ¿Por qué se está apreciando el peso frente al dólar?
Publicidad