Todos los Derechos reservados © 2020, Marco Mares

Carlos González

Mercado barato, pero aún no muy atractivo

Hacia adelante, el principal factor de preocupación entre los inversionistas seguirá siendo la inflación

Publicado

el

Carlos González, Columna 2021

Durante el mes de agosto, la mayoría de los mercados accionarios presentaron movimientos negativos, el Nasdaq, S&P y Dow Jones presentaron ajustes de -4.5%, -4.2% y -4.1%, manteniendo caídas en el año de -24.5%, -17.0% y -13.3% respectivamente. Por su parte, el IPyC presentó un ajuste de -5.5% en dólares (en pesos fue de -6.7%), con lo que en el acumulado del año presenta una caída de -14.2% en dólares (-15.7% en pesos). Con dichos ajustes parecería que los mercados accionarios, particularmente el nuestro, podría comenzar a verse atractivo, sin embargo, todavía hay elementos que nos hacen pensar en esperar un mejor momento para comenzar a participar.

Recientemente, tras los comentarios del presidente de la FED, Jerome Powell en el simposio de Jackson Hole, los mercados de nueva cuenta comenzaron a presentar volatilidad, ante un escenario de mayores restricciones monetarias, no solamente en EUA, sino a nivel mundial, ante los elevados niveles de inflación. De esta manera es de esperarse mayores incrementos en las tasas de interés en las próximas reuniones de los Bancos Centrales, hasta ver una mayor “evidencia” del control de la inflación, lo cual podría traer como consecuencia una menor actividad económica y menores expectativas de utilidades para las empresas. 

En lo que respecta a nuestro país, después de conocer los resultados financieros de las empresas al 2T22 y entender un escenario de mayores tasas de interés hacia la segunda mitad del año, revisamos nuestro nivel objetivo para el IPyC a finales de año a 53,000 desde 58,000pts estimados previamente.

Lo anterior viene de estimar un crecimiento para todo el año de las empresas que componen la muestra del principal indicador de 5.5% en Ingresos y 4.5% en Ebitda. Con dicho crecimiento y una valuación conservadora a un múltiplo objetivo FV/Ebitda de 8.0x (similar al promedio de los U12m y 3 años), nuestro nivel objetivo para el IPyC se ubica en 53,000pts, lo que implicaría un rendimiento sobre los niveles actuales cercano al 15.0%.

Actualmente nuestro mercado cotiza a un múltiplo FV/EBbitda 12m de 7.2x, lo cual consideramos bajo, tomando en cuenta que representan un descuento de 12.2% respecto a su múltiplo promedio de los últimos 3 años de 8.3x, lo que en principio podría considerarse como una oportunidad de inversión. No obstante, consideramos que el incremento esperado en tasas de interés a nivel local e internacional, limitan el atractivo por los mercados de renta variable, ante la expectativa de un menor crecimiento económico, menores utilidades esperadas, un mayor costo de oportunidad para los inversionistas y un encarecimiento de las valuaciones corporativas. En el caso de nuestro mercado accionario, éste podría ver limitado su avance ante la expectativa de una tasa de referencia hacia finales de año de 10.25%, resultado de los elevados niveles de inflación.

Es importante mencionar que, aunque a nivel de ingresos los resultados de las empresas en términos generales fueron positivos, a nivel operativo y de Ebitda seguimos observando presiones en costos ante el encarecimiento de algunos insumos como energéticos, materias primas y alimentos, y éstas podrían continuar durante la segunda mitad del año. El Margen Ebitda de las empresas del IPyC al 2T22, presentó en promedio una disminución de -300pb, para ubicarse en 21.6%, al tiempo que el Margen Neto presentó una baja de -360pb y se ubicó en 7.0%.

Así pues, observamos que las empresas lograron compensar por ahora parte del incremento en costos y los problemas en las cadenas de suministros, con eficiencias, mayores volúmenes de operación o coberturas, pero podrían tener un efecto limitado en los próximos trimestres. No obstante, persisten como grandes retos para los próximos periodos, los elevados niveles de inflación, los mayores costos financieros por el incremento esperado en tasas de interés y probablemente un menor ritmo de actividad económica tanto a nivel local como a nivel internacional.

En otras palabras, la valuación de nuestro mercado hoy en día es baja y presenta un gran potencial de rendimiento de largo plazo, sin embargo, tomando en cuenta el contexto actual de tasas de interés elevadas y lo que ello implica en un entorno más amplio, la valuación parece no ser tan atractiva ante un elevado costo de oportunidad, lo que nos obliga a ser aún más mesurados en nuestro análisis y en nuestra recomendación para participar.

Hacia adelante, el principal factor de preocupación entre los inversionistas seguirá siendo la inflación, la cual a pesar del descenso reciente en algunos commodities, podría permanecer elevada por más tiempo ante el incremento en productos alimenticios, la falta de suministros por los conflictos geopolíticos, la pandemia y las afectaciones por el cambio climático, lo cual llevará a los Bancos Centrales a continuar con el alza en tasas de interés para controlar la inflación, provocando una desaceleración o incluso una recesión en algunos países.

En México, se suman otros factores de preocupación como la incertidumbre política, el mayor riesgo país y la salida de flujos internacionales, las iniciativas legislativas, principalmente los cambios propuestos a organismos autónomos (INE, Guardia Nacional) y las diferencias en varios temas con EUA, nuestro principal socio comercial, entre ellos, la relación comercial derivado principalmente por los cambios en la regulación energética, entre otros puntos.

Por Carlos Alberto González Tabares

Director de Análisis Económico Cambiario y Bursátil de Grupo Financiero Monex

Sígueme en Twitter: @carlosgtabares; @monexanalisis

[email protected]

Fortuna y Poder

Marco Mares
Soberanía Energética y Gas Natural. ¿Qué tan cerca estamos de lograr la soberanía energética?
¿Qué tan profunda es la brecha educativa en México?
Publicidad